Características - Síndrome Dolor Pélvico Crónico | Síndrome Dolor Pélvico Crónico

Características


Características del dolor neuropático

Primero, veremos la definición de dolor neuropático según la Asociación Internacional para el Estudio del Dolor (IASP).

Dolor que se produce por una alteración en la propia vía somatosensitiva o nociceptiva y persiste aunque desaparezca la causa que lo provocó. Se acompaña de hiperalgesia, alodinia, parestesia o disestesia.


Segundo, vamos a explicar  brevemente sus características según Woolf. Muchos pacientes presentan dolor paroxístico o persistente independientemente del estímulo. Este dolor estímulo independiente puede ser como una descarga, lancinante o quemante y puede depender de la actividad del sistema nervioso simpático.

La actividad espontánea del nociceptor de las fibras C (amielinicas) se piensa puede ser el causante de la sensación quemante y de la sensibilización de las neuronas del asta posterior de la médula. Igualmente, la actividad espontánea de las fibras A delta (mielinicas) puede estar relacionada con las parestesias estímulo independientes de las disestesias y el dolor, después de la sensibilización central.

El dolor como respuesta a estímulos es un componente común de las lesiones del sistema nervioso periférico y tiene dos características clave:

La hiperalgesia

La hiperalgesia es una respuesta aumentada a un estímulo doloroso y es el resultado de un proceso anormal en la señal del nociceptor.

La alodinia

La alodinia es una sensación dolorosa ante un estímulo no nociceptivo y puede producirse por dos vías: por la acción de un umbral bajo de las fibras A en un sistema nervioso central alterado por un lado o por una reducción del umbral de las terminales nerviosas periféricas por otro.

Otros síntomas y signos que nos podemos encontrar serían:

  • Hormigueo: sensación de insectos sobre la piel.
  • Parestesia: sensación anormal, espontánea o provocada.
  • Cambios en la piel: cutis anserina, piel de naranja, secundarios a disfunciones  autonómicas.
  • Hipoalgesia: respuesta disminuida a un estímulo doloroso.
  • Disestesia: sensación desagradable, espontánea o provocada.
  • Sensibilización central: incremento en la excitabilidad y reactividad de las neuronas de la médula espinal.
  • Hipoestesia: disminución de la percepción sensorial.
  • Hiperpatía: Hipersensibilidad alterada frente a estímulos sensitivos.
  • Fenómeno de “wind-up” (hiperexcitación): La actividad sostenida del nociceptor C produce alteraciones de la respuesta del SNC a puntos de entrada procedentes de la periferia. Cuando se aplican a la piel, en repetidas ocasiones, estímulos nocivos idénticos a un determinado nivel, ya sea desde el  tejido dañado o desde fuera, se produce una acumulación progresiva de la respuesta de las neuronas del asta dorsal de la médula espinal. Ello permite que aumente el tamaño del campo receptor de la neurona del asta dorsal. Este proceso físico, denominado sensibilización, sucede con cualquier lesión tisular y se trata de una respuesta normal del sistema nervioso no lesionado.

Como entidades clínicas tipo con dolor neuropático tendríamos la neuralgia postherpetica y la polineuropatía diabética.

Los estudios sobre dolor pélvico crónico en hombres han pivotado normalmente sobre las características patológicas  de la próstata; olvidando muchas veces la neurofisiología del dolor. Lee et al. postulan a las fibras C amielinicas como causantes del dolor neuropático en estos pacientes. Para ello se basan en estudios electroneurológicos sobre la latencia de los potenciales somatosensoriales evocados del NP, el reflejo bulbocavernoso y los test de sensibilidad térmica perineal.