La neuropatía del nervio pudendo en el parto | Síndrome Dolor Pélvico Crónico

La neuropatía del nervio pudendo en el parto

¿Cómo se produce la neuropatía del pudendo en el parto?

Normalmente, la neurópata del nervio pudendo en el parto se produce en partos laboriosos o distócicos, cuando se utilizan fórceps, ventosas o existen desgarros, ya sea en el canal del parto  ya sea a la salida. El nervio pudendo entonces se estira o se elonga.

¿Es lo mismo una neuropatía por elongación o una por compresión?

No, en la primera hay un estiramiento del nervio y en la segunda algo que comprime al nervio pudendo en alguna parte o en varias de su trayecto.

¿Es lo mismo una neuropatía por elongación o una por compresión?

No, en la primera hay un estiramiento del nervio y en la segunda algo que comprime al nervio pudendo en alguna parte o en varias de su trayecto.

¿Se opera la neuropatía del pudendo por elongación? 

No, es en absoluto. La cirugía no tiene ningún objetivo en este tipo de patología.

¿Están indicado los bloqueos pudendos en este tipo de neuropatía?

No, en absoluto. Podrían empeorar los síntomas e incluso el cuadro de dolor. El nervio pudendo discurre por un conducto, llamado canal de Alcock, que es un desdoblamiento de la fascia del músculo obturador interno, por este conducto pasa el nervio pudendo acompañado de la arteria y vena pudendas. Entonces, debemos tener en cuenta que el nervio está dañado y la compresión por infiltración con líquido en el canal de Alcock, cuando se realiza el bloqueo, ocupa espacio y daña más al nervio al desencadenar una irritación con inflamación neurogénica.

¿Suele asociarse la neuropatía del nervio pudendo con el síndrome miofascial?

Sí, esto es muy frecuente. Puede existir una hipotonía en el compartimento anterior o zona vaginal producto de la neuropatía y a la vez una hipertonía en compartimento posterior, donde se encuentra el músculo elevador del ano. En la parte posterior tendríamos un síndrome del elevador del ano, que es el tipo más frecuente de dolor miofascial en el suelo pélvico.

¿Qué pruebas diagnósticas serían necesarias para diagnosticar esta neuropatía por elongación?

El Dr. Zarza realiza cinco pruebas neurofisiológicas para diagnosticar la neuropatía y el síndrome miofascial. La neuropatía la diagnóstica tanto a nivel motor, sensitivo o vegetativo. Después realiza un electromiograma del músculo elevador del ano y del esfínter anal externo para confirmar el síndrome del elevador del ano.

¿De qué tratamientos disponemos? 

Disponemos de fármacos de diferente tipo, infiltraciones desensibilizantes con anestésicos locales, infiltraciones con anestésicos para abatir o desactivar los puntos gatillo, de fisioterapia de suelo pélvico, de estiramientos y ejercicios específicos, de dilatadores anales y vaginales, según se precise, y también de cambios del estilo de vida.

 ¿Qué tipo de fármacos son útiles en esta patología?

Primero, debemos desbloquear a la paciente y disminuir su ansiedad y hacer que duerma bien. Para ello utilizaremos una combinación de diazepan y sulpiride. Sí tenemos dolor neuropático podemos utilizar antidepresivos tricíclicos, tipo amitriptilina o duloxetina. También, disponemos de fármacos anticonvulsivantes tipo gabapentina, que también puede ser útil para disminuir la ansiedad que hacer que la paciente duerma mejor y pueda recuperar para el día siguiente.