Prostatitis abacteriana crónica | Síndrome Dolor Pélvico Crónico

Prostatitis abacteriana crónica

¿Qué es la prostatitis abacteriana crónica? 

La prostatitis abacteriana o síndrome de dolor pélvico crónico es una patología  que causa varios tipos de dolor en el área genital (p.ej. dolor eyaculatorio o posteyaculatorio), síntomas urinarios (p.ej. disuria o escozor), síntomas digestivos bajos  (p.ej. dolor en ano o sensación de pelota de golf en el recto)  y disfunciones (p.ej. disfunción eréctil o alteraciones en el chorro de la micción) que se prolongan en el tiempo y no responden a los tratamientos habituales.

 ¿Es lo mismo que la prostatodinia?

La prostatodinia o dolor en la próstata puede tener su origen en una prostatitis abacteriana crónica o una prostatitis bacteriana crónica, pero también puede estar causada por un síndrome del elevador del ano. Este último es muy frecuente y se suele pasar por alto.

Prostatodinia aunque suele utilizarse como sinónimo de prostatitis abacteriana crónica, es un término hoy en desuso y no es considerado un diagnostico en las clasificaciones internacionales referentes a la patología de la próstata.

¿Son bacterias la causa de la prostatitis abacteriana?

Esta afección no está originada por una infección por bacterias. La mayoría de los pacientes con prostatitis crónica tienen la forma abacteriana. Hasta un 95% según la literatura médica.

 ¿Entonces cuál es la causa primera de la prostatitis abacteriana?

Puede estar causada por alteración neuromuscular de toda la zona adyacente a la próstata o que la envuelve. En este caso, serían los músculos del suelo pélvico a través de un síndrome del elevador del ano los que provocarían la afectación de la próstata. Con el paso del tiempo, el nervio pudendo podría afectarse y producirse una neuropatía periférica.

 Teniendo en cuenta lo dicho por usted, ¿cuáles podrían ser las posibles causas que desencadenarían la prostatitis abacteriana?

  • Sedestación prolongada (p.ej. profesiones que se realizan la mayor parte del tiempo sentados)
  • Práctica de deportes de riesgo (p.ej. ciclismo, abdominales excesivos o deportes de impacto), normalmente por sobrecarga.
  • Hemorroides crónicas. Fisuras anales.
  • Neuropatía del nervio pudendo
  • Una infección antigua de prostatitis bacteriana crónica
  • El estrés  y algunos factores psicológicos también pueden contribuir

¿Cuáles serían los síntomas típicos o más frecuentes? 

  • Dolor en periné y el dolor anal son los más frecuentes, junto con el dolor al sentarse
  • Dolor en la punta del pene
  • Dolor con la eyaculación o posteyaculatorio
  • Dolor defecatorio o postdefecatorio
  • Dolor en el escroto
  • Dolor suprapúbico
  • Dolor en la uretra
  • Dolor en la región glútea y lumbar
  • Problemas con la micción  (disminución del chorro urinario, micción frecuente, ardor al orinar, vaciado incompleto de la vejiga)

 ¿Qué podemos encontrar en el examen físico?

Un examen físico generalmente revelará un aumento del tono de los músculos del suelo de la pelvis y dolor cuando se palpan. Se detectan en ellos puntos gatillo y bandas tensas. Suelen estar afectados los músculos elevadores del ano, esfínter anal externo, coccígeos y transversos del periné.  La próstata puede estar sensible.

 ¿Qué encontraríamos en un cultivo de semen?

En una muestra de semen podemos encontrar aumento de los glóbulos blancos. Un urocultivo o un cultivo de la secreción de la  próstata no muestran presencia de bacterias.

 ¿Qué utilidad tiene la ecografía transrectal en la prostatitis abacteriana?

La ecografía transrectal es una prueba muy útil en estos casos, pues podemos encontrar calcificaciones intraprostáticas que podrían sugerir una prostatitis bacteriana anterior o actual. También nos permite a través del ecodoppler determinar el flujo sanguíneo y la resistencia vascular en la propia próstata y en los músculos adyacentes. Según los datos que encontremos podremos determinar si nos encontramos ante una infección activa, una infección antigua o una hipertonía de los músculos del suelo pélvico. En este último caso, sobre todo del músculo elevador del ano.

 ¿Qué utilidad tienen las pruebas neurofisiológicas en la prostatitis abacteriana?

  • Las pruebas neurofisiológicas del suelo de la pelvis confirmaran las sospechas. Estás pruebas incluyen:
  • Estudio de la vía motora  (latencia motora distal del N. Pudendo)
  • Estudio de la vía sensitiva somática:
  • Umbrales sensoriales
  • Potenciales evocados sensoriales del N. Pudendo.
  • Estudio de la vía autonómica (respuesta simpático-cutánea)
  • Electromiografía  de músculos dependientes de nervio pudendo: músculo esfínter anal externo y músculo elevador del ano.
  • Reflejos sacros

 ¿De qué tipos de tratamiento disponemos? ¿Los tratamientos clásicos son efectivos?

Actualmente tenemos bastantes herramientas para aliviar este tipo de pacientes. Los tratamientos clásicos han demostrado ser muy poco efectivos. Las series repetidas de antibióticos no han sido efectivas y la literatura médica así lo puesto de manifiesto. También, la fitoterapia no ha mostrado efectividad alguna.

 ¿Cómo actúan las Infiltraciones con anestésicos locales? 

En un estudio comparativo a simple ciego entre la lidocaína, toxina botulínica y aguja seca para la inactivación  de los puntos gatillo Kamanli et al, en 29 pacientes con dolor miofascial, demostraron que la infiltración  con lidocaína era más rápida, efectiva y causaba menos molestias quela aguja seca, además de tener un mejor coste beneficio que la toxina botulínica. Por otro lado, Langford et al utilizaron una combinación para infiltraciones de lidocaína, bupivacaína y triancionolona con el fin de tratar puntos gatillo del músculo elevador del ano en 18mujeres. Obtuvieron una mejoría en13 pacientes tras la primera inyección (72%). Seis (33%) quedaron plenamente aliviadas. Los autores se sorprenden por la alta efectividad del tratamiento y su escaso manejo por otros profesionales. No obstante, no hay evidencia de que los corticoides asociados a los anestésicos  mejoren la respuesta clínica con respecto al uso único de los anestésicos locales.

 ¿Cómo actúan las infiltraciones de toxina botulínica?

En España, nosotros trabajamos con Botox, toxina botulínica de tipo A; es una    neurotoxina producida por Clostridium Botulinum. Actúa inhibiendo la liberación de acetilcolina a nivel de la placa motora, lo cual determina la denervación química de ésta, y la consiguiente paralización del músculo tratado.

La toxina botulínica es reconocida como un buen tratamiento para el síndrome miofascial por muchos autores que la utilizan con éxito en cualquier zona del cuerpo. Disminuye el tono muscular de los músculos contracturados o acortados.

Otros autores solo recomiendan la toxina cuando han fracasado otras medidas terapéuticas más sencillas como la aguja seca.

Zermann y cols. observan que los dolores pélvico y prostático se acompañan de disfunciones motoras y sensitivas, lo que les lleva a la hipótesis de que las raíces del dolor prostático están en los cambios producidos en la información aferente y eferente con el sistema nervioso central. Concluyen que con la utilización del Botox inyectado alrededor del esfínter uretral, se puede aflojar su tono vía bloqueo de la acetilcolina además de interrumpir la eferencia negativa procedente del SNC, por lo que disminuye el dolor y la sintomatología.

 ¿Cómo actúan los antibióticos y los alfa bloqueantes tipo tansulosina?

Los antibióticos no funcionan ni están indicados. Los alfa bloqueantes pueden beneficiar a un subgrupo de enfermos.

 ¿Cómo actúa la fisioterapia? 

La fisioterapia consiste fundamentalmente en técnicas analíticas y globales: masaje, estiramientos, liberación de los puntos gatillos por digitopresión y la utilización de la aguja seca, la liberación de las restricciones de movilidad en las fascias (técnicas de inducción miofascial), tratamiento de la hipertonía diafragmática y de la musculatura abdominal como principales reguladores de la transmisión de presión intraabdominal.

El tiempo es un factor crítico. La liberación de las fibras llevara un proceso lento.

La experiencia clínica demuestra que los estiramientos sostenidos lentamente son mucho más efectivos que los estiramientos rápidos.

 ¿Cómo actúan los dilatadores o dispositivos anales para estiramientos?

El DAE es una herramienta extremadamente útil en nuestra práctica habitual; nos ayuda a nosotros y al paciente a mejorar desde una perspectiva de analgesia física no farmacológica, por lo cual  evita los efectos indeseados de los  fármacos, además de ser de fácil aplicación en consulta y en casa. La relación  costo-beneficio de  su uso es muy competitiva.

¿Cuál sería el pronóstico y evolución tras el tratamiento? 

Después de tres o cuatro meses de tratamiento con terapia medica y fisioterapia, con una sesión semanal de una hora, un programa diario de estiramientos específicos en casa y una técnica de relajación corporal y control del estrés, se consigue objetivar una clara mejoría en la mayoría de los casos (70%). sin embargo, otros no se alivian incluso después de intentar múltiples tratamientos. Para la reducción estable o definitiva del síndrome miofascial pueden ser precisos hasta dos años.

Los síntomas sin tratamiento de una prostatitis abacteriana pueden llevar a problemas urinarios, sexuales y digestivos bajos, los cuales pueden afectar  a la calidad de vida  y al bienestar emocional.