¿Qué es el dolor pélvico crónico? Las preguntas más frecuentes | Síndrome Dolor Pélvico Crónico

¿Qué es el dolor pélvico crónico?

El doctor Fernando Itza padeció síndrome de dolor pélvico. Su experiencia con el dolor, la poca literatura y la falta de profesionales que trataran este síndrome le hizo querer ayudar a personas que, como él, sufren el dolor pélvico crónico.

En esta entrevista al doctor Itza podrás conocer los aspectos más importantes sobre esta patología.
 

¿Qué es el dolor pélvico crónico?

 

Se define, según la Asociación Europea de Urología, como el dolor no oncológico percibido en estructuras relacionadas con la pelvis de los varones o las mujeres. En el caso de dolor nociceptivo documentado que se torna crónico, el dolor debe haber sido continuo o recurrente durante al menos 6 meses.

¿A quienes afecta el dolor pélvico crónico?

Afecta por igual a hombres y mujeres. Aunque no hay estudios definitivos, se estima que afectaría por igual porcentaje a ambos sexos.

¿Cuáles son las  causas más frecuentes del dolor pélvico crónico en las mujeres?

La principal causa de dolor pélvico crónico en las mujeres son los problemas derivados de partos distócicos. La utilización de fórceps, ventosas, partos alargados en el tiempo, desgarros amplios, etc, podrían causar neuropatías del pudendo por elongación o estiramiento del mismo.

La cicatriz de la episiotomía es una causa tardía y frecuente de dolor pélvico en la mujer. Hemos visto casos que han debutado treinta y tantos años después de la realización de la episiotomía.

La endometriosis es también una causa frecuente de dolor pélvico crónico.

Otra cosa frecuente y muchas veces pasada por alto es el dolor producido por esfinterotomías efectuadas para el tratamiento de las fisuras anales.

En general, cualquier tipo de cirugía, tanto abdominal como pélvica, puede generar dolor crónico.

¿Cuáles son las  causas más frecuentes del dolor pélvico crónico en los hombres?

La causa más frecuente de dolor pélvico crónico los hombres es la prostatitis crónica ya sea bacteriana o abacteriana.

El frecuente dolor testicular crónico no se produce normalmente por patología estrictamente testicular si no que es producto de una alteración de los músculos oblicuos abdominales, que al tener puntos gatillo y bandas tensas en su interior refieren el dolor al área testicular. Esto lleva a muchos falsos diagnósticos y a tratamientos quirúrgicos no indicados. Por ejemplo, el tratamiento de varicoceles que realmente no necesitaban ser operados.

¿Qué es el síndrome miofascial  del suelo pélvico? ¿Es frecuente?

Hoy sabemos que el  síndrome miofascial consiste en un trastorno doloroso regional, que afecta a los músculos, nervios y fascias, de forma que los músculos implicados tienen unos puntos gatillo o trigger points  y unas bandas tensas como componentes asociados.

Es la causa de dolor músculo esquelético más frecuente y su diagnóstico suele pasarse por alto.

Travell y Simons describieron la multiplicidad de factores que perpetúan los puntos gatillo desencadenantes de este dolor, que convierten un simple síndrome muscular doloroso en un dolor crónico, complejo e invalidante.

¿Qué es el síndrome de atrapamiento del nervio pudendo? ¿Es frecuente?

El síndrome de atrapamiento del nervio pudendo es un gran desconocido y se le tiene pocas en la mente para realizar un diagnostico. Fue descrito por primera vez por Amarenco en 1987. Presenta una sintomatología tan variopinta que puede simular otras patologías, sobre todo relacionada con el síndrome miofascial del suelo pélvico. El síntoma capital es el dolor neuropático en la región perianal. Realizaremos el diagnostico en base a la historia clínica, exploración física del suelo pélvico y pruebas neurofisiológicas el ecodoppler de la arteria pudenda.

Representa solamente entre el 5-8 % de los dolores pélvicos crónicos. Por tanto, todos los dolores pélvicos que encontremos no son ni muchísimo menos atrapamientos del nervio pudendo.

¿Se necesita alguna prueba, como estudios neurofisiológicos, ecografías o radiografías especiales?

Los estudios neurofisiológicos y el ecodoppler de la arteria pudenda son pruebas necesarias y previas. Los TAC y las resonancias nucleares magnéticas son necesarios para descartar graves subyacentes, por ejemplo, tumores, endometriosis, síndrome adherencial, etcétera.

¿Qué significan los resultados de estas pruebas? ¿Son concluyentes?

Los estudios neurofisiológicos y el ecodoppler de la arteria pudenda no son estudios concluyentes, pero sí nos ayudan a tomar una decisión.

Nos dan pistas, que junto con la clínica y los criterios de Nantes, para hacer un diagnostico correcto donde está indicado la cirugía.

 

Si quieres leer la segunda parte de la entrevista haz click aquí.