¿Se cura el dolor pélvico crónico? Claves para entender el dolor | Síndrome Dolor Pélvico Crónico

¿Se cura el dolor pélvico crónico?

 Según su experiencia, ¿es posible curarse del dolor pélvico crónico? 

Curarse siempre es un objetivo de todo paciente que sufra cualquier tipo de enfermedad. Cuando hablamos de afecciones crónicas la “restitutio ad integrum” o restitución total de la salud es casi imposible. No debemos asustarnos si decimos que el dolor pélvico crónico no se cura, pero sí puede aliviarse en diferentes grados y además de forma sostenida. Lo que daría al paciente una calidad de vida suficiente para el desarrollar las actividades cotidianas, tanto a nivel psíquico como físico.

¿Debe tratarlo sólo un profesional o se precisa un equipo multidisciplinar? 

Siempre se precisará un equipo multidisciplinar, compuesto por especialistas en medicina del dolor, neurofisiología, fisioterapia, psicología, urología, ginecología y proctología fundamentalmente. Lógicamente, se pueden añadir otros especialistas si la patología lo requiere.

¿De qué tratamientos se dispone en la actualidad? 

Disponemos de tratamientos médicos, fisioterapéuticos y quirúrgicos fundamentalmente.

¿Qué tasa de éxito tiene la cirugía cuando está expresamente indicada? 

Después de un correcto diagnóstico y una buena indicación de la cirugía las mejorías de los pacientes con atrapamiento del nervio pudendo están en torno a un 60 % de éxito. También hay pacientes en un porcentaje de un 10% que pueden tener más dolor que antes de la intervención.

¿Qué tasa de éxito tienen los tratamientos conservadores? 

Los tratamientos conservadores suelen realizarse todos al mismo tiempo y en equipo, ya que de forma individualizada no tienen el mismo efecto beneficioso. En nuestra experiencia, conseguimos alivio de forma sostenida en el 70% de los casos tras meses o incluso años de tratamiento. Este porcentaje es muy superior al que se alcanza en la seguridad social.

Ante un paciente con dolor pélvico crónico, ¿cuáles serían las actuaciones inmediatas tras un diagnostico correcto? 

Primero, desbloquearle mentalmente, pues la mayoría tienen una ansiedad muy alta. Posteriormente, tratar de que duerma lo mejor posible con un sueño reparador. Y en tercer lugar, intentar disminuir la intensidad del dolor. Estos tres puntos se acometen al mismo tiempo.

¿Qué medicamentos son los más efectivos en el dolor pélvico crónico? 

Como hemos dicho anteriormente, para desbloquear mentalmente y disminuir la ansiedad utilizamos una combinación de una benzodiacepina y un antipsicótico atípico. Normalmente, utilizamos diazepan y sulpiride. Muchas veces, esta combinación también nos vale para regular el sueño y disminuir la intensidad del dolor. Con lo que matamos tres pájaros de un tiro. Si este coctel no nos diera el resultado apetecido utilizaremos otros medicamentos disponibles.

 

¿Son de utilidad los morfínicos o derivados opiáceos en pacientes con dolor pélvico? 

En nuestra experiencia, son de una utilidad muy limitada como también demuestra la literatura médica. Utilizamos el tramadol en un primer escalón. En un segundo escalón utilizamos la oxicodona mezclada con naloxona, de forma que no se produzca el estreñimiento, efecto secundario frecuente o los opiáceos. Sí se produce estreñimiento el dolor pélvico crónico aumentará lógicamente.

¿Se debe hacer deporte cuando se padece dolor pélvico crónico? 

Cuando hay dolor pélvico crónico los deportes de impacto son contraproducentes, por ejemplo, correr o hacer footing, al igual que todos aquellos que aumenten la presión intraabdominal, por ejemplo, realización de series de abdominales repetidas. El ciclismo y montar a caballo son dos actividades que pueden aumentar el dolor en este tipo de pacientes. En un primer momento, sería deseable que el paciente comenzara un programa de estiramientos específicos para el suelo pélvico y la práctica de deportes beneficiosos para este tipo de dolor como por ejemplo: nadar en piscina de agua caliente y andar o caminar entre media hora o una hora, siempre que no desencadene más dolor o produzca empeoramientos posteriores. No hay una regla fija, siempre deberemos individualizar las actividades deportivas a realizar por cada paciente.

¿Son interesantes los estiramientos musculares específicos para el suelo pélvico para a este tipo de pacientes? 

No sólo son interesantes sino que son imprescindibles dentro del tratamiento y para poder recobrar una vida normal y saludable. El yoga es una disciplina que puede ayudar a mantener una estabilidad emocional y física adecuada en este tipo de pacientes, permite aumentar la elasticidad de los músculos afectados y ayudar a la elongación y desensibilización de los mismos.Brand Doctor the