Tratamiento del dolor pélvico crónico. Las preguntas fundamentales | Síndrome Dolor Pélvico Crónico

Tratamiento del dolor pélvico crónico

 

Segunda parte de la entrevista con el doctor Fernando Itza donde nos responde a las preguntas más precuentes sobre el dolor pélvico crónico.

Para ver la primera parte de la entrevista haz click aquí.

¿Puede tratarse el dolor pélvico crónico de manera eficaz?

El dolor pélvico crónico no es fácil de tratar, prueba de ello es la cantidad de pacientes que buscan solución visitando médico tras médico. Es un autentico peregrinaje.

No obstante, hoy tenemos suficientes herramientas que pueden permitirnos conseguir unos resultados aceptables tanto a nivel de dolor como la calidad de vida de los pacientes que lo sufren.

 ¿Cuáles son las opciones de tratamiento para el síndrome miofascial de suelo pélvico?

Tenemos varias herramientas que nos van a permitir aliviar el dolor que sufren este tipo de pacientes, tanto hombres como mujeres, las infiltraciones anestésicas, la fisioterapia especifica, el uso de dilatadores anales o vaginales, estiramientos específicos de los músculos afectados, prácticas de disciplinas como el yoga, cambios en los hábitos de vida, cambios en los hábitos de sueño, también el control del estrés, el uso de las terapias físicas como lo calor y el frío, etc.

 ¿Qué son las infiltraciones de anestésicos locales? ¿qué efectos tienen? ¿es un tratamiento seguro?

Una infiltración anestésica sería la introducción con aguja de un anestésico local, lidocaína o mepivacaina, en la zona donde duele y en las zonas adyacentes.

Las infiltraciones son muy útiles para la desactivación de puntos gatillo, para la desensibilización de la zona dolorida, para relajar los músculos afectados y acortados, produce vasodilatación en la zona dolorida ayudando a liberar catabólitos o desechos del metabolismo celular que producen dolor y sí se realiza la fisioterapia un tiempo posterior, una hora, permite que el trabajo a realizar por la fisioterapeuta sea indoloro o con menos molestias.

 ¿Es útil la fisioterapia del suelo pélvico? ¿qué efectos tiene? ¿es un tratamiento seguro?

La fisioterapia específica del suelo pélvico es el medio complementario ideal para las infiltraciones anestésicas. Estas dos herramientas juntas permiten una sinergia o sumación de los efectos beneficiosos de ambas.

Igualmente, la fisioterapia produce una desensibilización de la zona dolorida y permite la desactivación de puntos gatillo y de bandas tensas, permitiendo el alargamiento del músculo acortado.

Lógicamente, la fisioterapia tiene una serie de dispositivos que van ayudar al trabajo manual. Por ejemplo, podemos  destacar el indiba, que es una fuente de calor que nos va a permitir relajar y dar elasticidad al músculo previo al tratamiento manual.

¿Es útil la utilización de dilatadores para estirar los músculos del suelo pélvico?

Muy útil, este tipo de dispositivo permite estirar los músculos tanto  en casa como en la consulta de fisioterapia. Nosotros hemos publicado un artículo donde se demuestra que la utilización de los dilatadores en hombres ayuda enormemente a la recuperación y rehabilitación de los músculos del suelo pélvico. El índice su tasa de éxito en hombres es del 90 %. En las mujeres por el contrario la tasa de éxito baja hasta el 60 %.

 ¿Cuándo puedo esperar que se alivie mi dolor?

Sin tratamiento o con los tratamientos habitualmente utilizados la mejoría es difícil que se produzca. Con el tratamiento que nosotros proponemos el 70% de los pacientes obtiene un alivio de sus dolores en diferentes grados. Por tanto, su calidad de vida sube y permite en muchos casos que el paciente pueda sentarse con normalidad o por espacios más largos de tiempo. Las disfunciones también mejoran sustancialmente, no referimos a las disfunciones sexuales, a las disfunciones defecatorias y disfunciones uretro vesicales.

 ¿Necesito hacer cambios en el estilo de vida en el hogar para ayudar a aliviar mi dolor?

Los pacientes con dolor crónico deben de hacer una vida especial. Primero, deben de dormir bien y con calidad. Esto es absolutamente fundamental pues el que no duerme no recupera.

Segundo, se debe controlar la ansiedad en lo máximo posible, no solamente con fármacos sino también con ejercicio físico ligero, evitando deportes de impacto. Los estiramientos específicos se convertirán en una regla general diaria, de unos 20 minutos, esto permitirá mejorar el nivel de dolor.

Tercero, la práctica de disciplinas como el yoga clásico nos va a permitir controlar la mente y el cuerpo. La meditación también puede ayudarnos claramente.

Cuarto, la dieta es importante en cualquier caso igual que el control del peso. Ha de hacerse un esfuerzo en este sentido.

 ¿Se utiliza el bloqueo del nervio pudendo en estos casos? ¿Está indicado? ¿Tiene efectos secundarios?

El bloqueo del nervio pudendo sólo está indicado cuando sospechamos un atrapamiento del nervio pudendo, nunca cuando estamos ante un dolor de tipo miofascial. Evidentemente como cualquier tipo de acción invasiva en el cuerpo puede en aparecer efectos secundarios. No obstante, si se realiza correctamente y con las debidas precauciones es una técnica muy segura.

 ¿Qué es la neuropatía del nervio pudendo? ¿qué formas hay de neuropatía?

La neuropatía periférica del nervio pudendo significa que estos nervios no funcionan apropiadamente.

Hay tres formas de neuropatía posible del nervio pudendo, dado que es un nervio que tiene tres fascículos. Tendríamos una neuropatía motora, una neuropatía sensitiva y una neuropatía vegetativa. Puede darse  sólo una, o dos o tres a la vez. La neuropatía motora es la que afecta al movimiento muscular por ejemplo. La neuropatía sensitiva sería la que afecta a la transmisión de la sensibilidad. La neuropatía vegetativa o autónoma afecta funciones, por ejemplo, la disfunción eréctil o la función vesical.

Cuando tenemos una neuropatía del nervio pudendo por estiramiento o por elongación ¿está indicado el bloqueo o la descompresión?

En absoluto, no está indicado en ninguna de estas dos circunstancias. Si hiciéramos un bloqueo que no está indicado la patología podría empeorar. Aumentando el dolor que el paciente está sufriendo.